Celebrar nuestro sangrado

Celebrar nuestro sangrado

¿Qué sucedió cuando te bajo la regla por primera vez?

¿Con quién estabas?

¿Qué te contaron acerca de tu sangre?

¿Qué te dijeron que tenías que hacer?

¿Qué te dijeron que no podías hacer?

¿Cómo te sentiste?

 

¿Cómo te sientes hoy cada vez que machas las bragas?

¿O cuando no las manchas?

 

Si tienes interiorizada la menstruación como una limitación (“ estoy mala”, “mierda, estoy con la regla”, “que asco lo de estar así”, “no puedo hacer…”) es probable que tú misma te vivas “limitada”.

Por que…

 

¿Cómo puede ser

que nuestro mayor don,

nuestro poder creador, sea una limitación?

 

Sí lo sé. Es un asco:

 

  • Tener que ir a trabajar cuando tengo dolor de ovarios y lo único que tengo ganas es estar tirada en la cama.
  • Tener que estar disponibles para los demás cuando mi cuerpo lo único que me pide es estar recogida y centrada en mí.
  • Tener que fingir que estoy bien cuando lo cierto es que me siento tristona, apática, con baja energía y seguramente irritada por tener que aguantar lo que no quiero aguantar.

 

Que no tengo el chichi para farolillos vaya.

 

Pero si paramos un poco y miramos esto de frente….lo cierto es que no es verdad que tener la regla sea un asco. Lo que es un  asco es tener la regla en un contexto/ambiente (es decir cultura) que nos dice:

 

  • Que nuestra sangre es sucia y huele mal.
  • Que hay que esconderla bien y ser discretas (para eso nos dota de medios para que no nos enteremos y podamos seguir siendo productivas)
  • Que siempre tenemos que estar disponibles para los demás y cuidar (de gratis) antes que cuidarnos a nosotras mismas (esto es de mujeres egoístas)

 

Sin embargo, los días de sangrado son días de poder para las mujeres. Si nos damos el permiso de recogernos y decir no a las demandas externas:

 

  • Nos conectamos con la conciencia de muerte y renacimiento y esto nos permite establecer que requiere “morir”/cerrarse” en nuestra vida.
  • Podemos descansar y recargar baterías y empezar un nuevo ciclo con fuerzas renovadas.
  • Dar un espacio a la tristeza le permite a esta emoción cumplir su papel de autorregulación y sentir una gran liberación.
  • Conectarnos con la inspiración: ¿Qué quiere ser creado y florecer en este nuevo ciclo?

 

En el Retiro de Primavera “Mis ciclos y mi alimentación” vamos a activar la conciencia menstrual a través de la celebración de nuestro sangrado. Con el fin de que:

 

  • Transformes las creencias limitantes sobre tu mayor centro de poder y para que sangra empiece a dejar de ser una “maldición” sangrar y comience a ser una verdadera fiesta.
  • Tranformes la memoria de dolor en memoria de placer.
  • Descubras cómo integrar esta nueva conciencia en tu vida mes a mes a través de dinámicas creativas y rituales.

 

¿CREES QUE EXAGERO?

 

Ven y descubrelo por ti misma en nuestro encuentro.

 

PINCHA AQUÍ

 

 

 

Me llamo Natalie Idoeta y ayudo a mujeres que “sufren por amor” a desactivar y reprogramar el patrón de dependencia emocional y a crear la vida que desean. Puedes descargar mi ebook gratis aquí.

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: