Encuentros y retiros para mujeres…¿Por qué y para qué?

Encuentros y retiros para mujeres…¿Por qué y para qué?

Las personas que nos movemos  y nos dedicamos al crecimiento y desarrollo personal observamos cómo están proliferando cursos y espacios de encuentros exclusivos para mujeres en los últimos años y yo, personalmente lo observo, especialmente en los últimos meses. ¿Es tan sólo el efecto de una moda? No lo creo.

Creo y siento que esto que llevo escuchando desde hacer tiempo, “el despertar de la conciencia femenina”, empieza a ser una realidad que sencillamente se está manifestando.  Y no lo digo sólo porque lo observo en la consulta, en los procesos que están viviendo amigas y conocidas, por la proliferación de cursos para mujeres o el auge del feminismo…

lo digo desde mi cuerpo, desde el proceso de mi propio “despertar”, de mi femenino desperezándose bajo mi piel desde hace tiempo, como un volcán que ha estado inactivo por milenios y que empiezan sus brasas a vibrar y a calentarse…

Mi despertar me encontró en 2010, en el primer viaje que hice sola unos días a Ibiza y a Formentera. Yo no la conocía, y allí me encontré con Tanit, diosa cartaginesa de Ibiza y tuve la primera experiencia profunda conmigo misma a través de las aguas de las islas. Creo que no sea casualidad que Formentera sea llamada  “La isla de las mujeres”. Esta experiencia despertó memorias que a día de hoy entiendo, fueron llevándome por el camino en el que hoy me encuentro.

En este camino de reconexión conmigo misma y en equilibrar mis dos aspectos (masculino y femenino) se ha ido despertando la sabiduría profunda que me habita. Estoy, paso a paso alineando mi sexualidad, con mi corazón y mi cabeza: sacando lo que ya no sirve y haciendo espacio para que estos tres centros tengan su lugar y funcionen en coherencia y armonía.

He vuelto a mi casa, mi cuerpo, y he empezado a barrer y a quitar el polvo, a tirar muebles viejos y ropa que ya no me sirve, a crear vacío y a sentirme a salvo y protegida por primera vez en mi vida.

Hay días que no lo consigo, pero enciendo el fuego de mi vientre y vuelvo a entrar en contacto con el calor de mi propio hogar.

Muchos de los “males” que sufrimos las mujeres (la dependencia emocional, los trastornos alimentarios, los trastornos menstruales, dificultades sexuales…) no son debido a que seamos “propensas” o que esté en nuestra naturaleza. Muchos de estos problemas tienen una raíz social y cultural, y son síntomas de una cultura patriarcal, guerrera y voraz que es cruel con las mujeres (entre otros “colectivos”). Vivimos en una cultura “masculina”, pero un masculino deformado, agresivo y opresivo donde hombres y mujeres sufrimos los estragos que produce.

Nos despojaron de nuestra conexión con  la sexualidad, el espacio invisible  donde habita la memoria de nuestra divinidad y de quien verdaderamente somos. Nos despojaron de nuestro cuerpo, el templo donde habita el conocimiento profundo. Y el placer. Y el gozo de vivir. Desterraron de nuestra memoria estos aspectos de la vida, pero ahora comenzamos a recordar. Y es inevitable.

En los encuentros/círculos de mujeres encontramos espacios de seguridad, protección y mimo, para atender las heridas que llevamos negando y  escondiendo desde generaciones. Dejamos de fingir que todo está bien y que no pasa nada y que somos fuertes, para abrirnos a nuestra profunda vulnerabilidad y  cada una a su verdad. Liberamos los viejos dolores que nos pesan y que impiden que manifestemos todo nuestro potencial y plenitud y cada mujer rescata su propia “medicina” interna, reconquistando su propia soberanía y libertad.

En estos encuentros/círculos exclusivos de mujeres, nos otorgamos el espacio y el tiempo, libres de los roles que ocupamos en nuestra esfera social (esposa, madre, hija, amiga….) y nos encontramos de nuevo con nosotras mismas sin los estrechos trajes que nos aprietan o asfixian. Al palpar nuestra desnudez,  la memoria empieza a abrir las persianas y descubrir la luz de un nuevo día para nuestras vidas. Para nosotras y para todos, en este planeta.

DESCUBRE EL PODER SANADOR Y TRANSFORMADOR DE LAS TRIBUS DE MUJERES

EN NUESTRO RETIRO ¿DE QUE TENGO HAMBRE?

TODA LA INFO PINCHANDO AQUÍ.

 

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: