La tiranía del éxito

La tiranía del éxito

Uno de los peligros que genera el «éxito», es el inmovilismo y parálisis. Por lo que general no arriesgamos demasiado en nuestras vidas si no tenemos la garantía de antemano de un éxito del 100% (y quien cuenta con esta garantía de ante mano? Nadie).

El éxito se ha convertido en esa zanahoria que le ponen al burro para que ande, una idea tiránica muy difusa que más que motivar genera terror. Bueno, lo que nos genera terror es el miedo a no lograr el éxito, y antes de enfrentarnos a esa supuesta «catastrofe» (lo de no lograr el éxito, quiero decir) preferimos no aceptar el reto. Cualquiera que sea.

Y todo ello para evitar el dolor. El dolor que genera sentirnos unos fracasados.

Y eso que a veces, fracasar, es lo mejor que nos puede pasar. Para nuestro crecimiento interior. Pero eso no nos importa demasiado, lo del crecimiento interior. Nos importa más la cara a la galeria, el que dirán, el que pensarán. Nuestra imagen. Y pesa tanto esto, es tan pesado, que es la escusa perfecta para quedarnos en la zona de confort sintiéndonos interiormente unos fracasados ante nuestra propia conciencia, por que ante ella, nuestra conciencia, no hay escapatoria.

la tirania del exito 5

Vivimos en una sociedad que casi nos exige ser exitosos, exitosos por supuesto, en la manera en que le conviene a unos cuantos, poquitos, para tenernos con la zanahoria delante y sentirnos hambrientos y ser dóciles y faciles de manejar. Y no por esto, estoy poniendo la bola fuera, no creo que sea culpa de la sociedad ni de ninguna mano negra, por que siento que la responsabilidad última, es sin duda, individual.

A cada cual le toca resolver su relación con el éxito/fracaso. A cada cual le toca a hacerse cargo de sus propios valores y formas de estar en el mundo. A cada cual le toca crear su propia escala de principios y vivir de acuerdo a ella. Pero esto, nos genera pánico.

la tirania del exito 3

Soy hija de mi cultura, y reconozco la profundidad y el calado que tiene en mí esta necesidad y búsqueda de «éxito» que observo que viene a visitarme cada vez que tomo un riesgo en mi vida. Ese coco que me susurra: «¿Y si no lo logras? ¿Y si no tienes éxito?».

Y sin embargo, voy a confesarte una cosa. Mi mayor éxito diario es enfrentar este miedo. Enfrentarme al fracaso, enfrentarme a no lograr lo que quiero, empezar a comprender que el éxito no se trata de lograr objetivos, si no quizás, desarrollar otros aspectos interiores que poco tienen que ver con lo que nos venden y sí, con un profundo sentido de Ser Humana. Con todas sus luces y con todas sus sombras. Quizás por esto conecté con  esta frase que me ha empujado a escribir y compartir esto que escribo…

la tirania del exito

Disfruto mucho poniendome objetivos y lográndolos. Apoyando a la gente a que lo haga. Pero desde el momento en el que esto nos hace sufrir, es importante, que paremos, y revisemos: Que seamos honestos, y que valoremos desde dónde hacemos lo que hacemos y para qué. Si es para satisfacer a nuestro ego, o si es un medio para vivir con corazón.

Para mí éxito en mi vida, desde mi experiencia vital, es el gozo de vivir y disfrutar cada momento con serenidad y conciencia, sea lo que sea que la vida me presente. Ese es el verdadero objetivo para mí y mi mayor reto. Que nada tiene que ver con los logros personales en las áreas de mi vida. Es un estado. Un estado del Ser. Un estado que está a mi alcance en todo momento, tan sólo si paro y me lo permito. Un estado que esta disponible siempre, para todos, en cualquier instante. (En el) presente.

la tirania del exito 4

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: