MI MANIFIESTO: Mi visión y mi misión

MI MANIFIESTO: Mi visión y mi misión

  • Trabajo con mujeres porque siento un llamado profundo a trabajar por el despertar de la conciencia femenina, en mí –la primera- y en el mundo.

Me habito, siento, vivo y miro desde mi cuerpo y traje de mujer y siempre he sido consciente de que las “normas del juego” en este planeta no son las mismas para hombres que para mujeres. El patriarcado nos coloca en una posición de inferioridad respecto a los hombres, nos “cosifica” y nos “vende” aún en el siglo XXI como mercancía: si no te lo crees, mira la publicidad, las revistas “femeninas” y “masculinas”, enciente la tele o navega por internet.

Esto genera un gran desequilibrio y sufrimiento, tanto en las mujeres, como en los hombres. Y en el tejido social en general. Porque todos navegamos en el mismo barco. Sufrimos tod@s.

  • Trabajo por una cultura del autocuidado y   por una cultura del placer para las mujeres.

Vivimos en una cultura en la que aún las mujeres somos programadas para ser en cuanto que cuidamos y damos, es decir  para sacrificar nuestras necesidades en pro de las de los demás. Cualquier mujer que sea honesta y que esté un poco despierta puede sentir el peso que la cultura nos impone en esta dirección. Pensar en una misma y priorizarse en esta cultura es aún “pecado” y nos sentimos mal (es decir culpables) cuando lo hacemos.

Me mueve revindicar  a nuestra mujer “amante”, dándole un espacio al cuidado de nuestro templo- cuerpo, nuestra sexualidad y al placer con el fin de armonizar este aspecto de nuestra existencia y abrirnos al goce de  vivir y amarnos porque sí, por el simple hecho de esta vivas.

  • Trabajo para las mujeres, para que liberemos  nuestras memorias de dolor y nos coloquemos en nuestro propio centro y recuperemos nuestra propia soberania, para caminar, crear y construir  junto a los hombres.

Ni detrás, ni delante de ellos. A su lado. Me mueve la visión de unas próximas  generaciones más solidarias, más cooperativas y amorosas. Que caminan de la mano. ¿Utopia? Quizás. Yo por si acaso siembro en mi vida cada día, y veo los frutos de ayer, hoy. Mañana veré los que hoy siembro. Esa es mi experiencia.

 

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: