¿ TÚ, SUFRES O VIVES TUS EMOCIONES?

¿ TÚ, SUFRES O VIVES TUS EMOCIONES?

Por lo general las emociones nos traen de cabeza. Aun que convivamos con ellas 24 horas al día, son unas grandes desconocidas. No por torpeza ni por mala fé, sencillamente, por que no hemos aprendido. Bueno, hemos aprendido a reprimirlas. A ignorarlas. Pero no te engañes…siempre están ahí. Te habitan, son parte de tu sistema, parte de la estructura de tu organismo, y esenciales tanto para tu supervivencia como para tu realización personal.

Te voy a contar 3 MITOS que pueden estar haciendo que sufras tus  emociones en vez de vivirlas:

MITO 1. «LAS EMOCIONES SON NUESTRA PARTE ESPIRITUAL, NUESTROS SENTIMIENTOS.

Las emociones son parte de nuestro cuerpo biológico, son el correlato subjetivo de nuestros instintos. Por ejemplo, así como el león, responde con agresión cuando otro animal invade su territorio, nosotros sentimos ira (emoción) cuando se invade el nuestro. Y está ira- emoción sirve para ponernos en acción: huir o atacar.

MITO 2: «EXISTEN EMOCIONES POSITIVAS Y EMOCIONES NEGATIVAS»

Bueno/malo son categorias creadas por nuestra mente, una manera de categorizar y polarizar de nuestro cerebro humano. Puedes decir que sentir ciertas emociones son desagradables o que te generan incomodidad y que otras son placenteras y que te agradan. Pero nada tiene que ver esto con que existan emociones positivas o negativas. Repito, todas son necesarias e imprescindibles para garantizar nuestra supervivencia.
¿Te imaginas al león pensando mientras una llena entra a comerse sus cachorros….»esto que estoy sintiendo es negativo»?

MITO 3: «LAS EMOCIONES SE PUEDEN CONTROLAR»

Las emociones forman parte de nuestro sistema físico y por tanto obedecen a una autorregulación interna propia.

¿Puedes controlar  tu proceso digestivo? Pues con las emociones lo mismo.
Puedes ELEGIR, qué alimentos comes, puedes masticar más o menos, puedes decidir las cantidad que  ingieres….pero no puedes controlar lo que pasa por dentro. ¿Por qué lo intentamos con las emociones?

¿CUAL ES ENTONCES, EL SECRETO PARA VIVIR LAS EMOCIONES?

Muy sencillo y complejo a la vez: PERMITIRLAS: Vivir cada emoción tal y como se presenta. Atenderlas, aceptarlas, transitarlas. Libres de juicios, evitaciones y manipulaciones.

Por que las emociones son pasajeras, son agua, vienen y van, navegan. Sólo cuando intentas contenerlas se vuelven tormentosas y provocan maremotos.

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: